Desde ahora, ya no se llamará más el “árbol de la noche triste”, sino el “árbol de la noche victoriosa”.

Ésta era una vieja petición de los habitantes de Popotla, por lo que el Gobierno de la Ciudad de México cambió el nombre a este histórico árbol, el viejo ahuehuete donde, se cuenta, Hernán Cortés lloró su derrota frente a los antiguos habitantes y gobernantes de la gran Tenochtitlán.

En sus redes sociales, Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, convocó a “descolonizar la historia”, porque, “por más antiguos que sean los hechos, es imperativo ético volver a estudiarlos, aprender, reinterpretar y despojarlos de leyendas o tabúes que sobre ellos se cirnieron, y reivindicar a los antiguos pobladores que defendieron hasta donde fue posible la antigua ciudad de México, el 30 de junio de 1520”.

Y continuó: “La historia de nuestra independencia, que se conmemora este 2021, siempre tendrá que incluir los hechos de la conquista y de la colonización. México era grande, fue grande y lo seguirá siendo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here