En plena contingencia por COVID-19, al alcalde, Julio César Hernández Mejía, le recuerdan que estuvo cautivo en el CERESO Regional de Apizaco, municipio que ahora gobierna.

A través deredes sociales circula una supuesta boleta perteneciente al CERESO, con fecha de ingreso el 6 de enero de 2009 con número de partida 005/2009, cuando el ahora funcionario tenía 25 años.

De acuerdo al documento, Hernández Mejía fue remitido a dicha dependencia por los delitos de: Falsificación de documentos, falsedad de declaraciones judiciales e informes dados a una autoridad, siendo el agraviado Francisco Hernández Meza.

Asimismo, se menciona que el proceso 176/2008 fue atendido por el juzgado tercero de lo penal de Sánchez Piedras e incluye huellas dactilares y fotografías del alcalde; si bien no se ha comprobado la veracidad de dicho documento, el funcionario fue previamente denunciado de manera pública por el ex candidato perredista Enrique Aguilar en 2016, previo a las elecciones, donde Julio Hernández resultó ganador.

Y es que, justamente en 2016, Hernández Mejía fue señalado en redes sociales con la supuesta imagen de un periódico con el titular “Detienen a permisionario de USA y ATAH por diversos delitos”, acompañado por la foto de Julio César Hernández, aunque dicha publicación no se encuentra disponible en Internet y se desconoce el origen de su publicación únicamente quedó registro de ello en una imagen fotográfica.

Vía: El Periódico de Tlaxcala

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here